Regulación Laboral para las Empleadas del Hogar: Mejoras en Condiciones y Protección Social

El 8 de septiembre se publicó en el BOE el Real Decreto-Ley 16/2022, que busca mejorar las condiciones de trabajo y seguridad social de las personas trabajadoras al servicio del hogar. Esta norma tiene como objetivo equiparar a este colectivo con el resto de personas trabajadoras por cuenta ajena.

A partir del 9 de septiembre, entra en vigor el Real Decreto-Ley 16/2022, el cual mejora las condiciones de trabajo y seguridad social de las empleadas del hogar. El objetivo principal es equipararlas con las demás personas trabajadoras por cuenta ajena.

Se busca poner fin a la discriminación histórica que ha sufrido este colectivo feminizado, garantizando su protección y derechos laborales equivalentes a los de cualquier otro trabajador. Además, se busca cumplir con la normativa antidiscriminatoria de la Unión Europea y el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo.

Una de las novedades más importantes es la equiparación en materia de prevención de riesgos laborales. A través de desarrollos reglamentarios, se garantizará un nivel de protección de la seguridad y salud equiparable al de cualquier otra persona trabajadora.

También se introduce la garantía salarial para las empleadas del hogar, incluyéndolas en el ámbito subjetivo del Fondo de Garantía Salarial (FOGASA). En caso de despido o extinción del contrato, podrán acceder a indemnizaciones de hasta 12 días de salario por año de servicio, prorrateándose por meses los períodos inferiores a un año.

En cuanto al ámbito de desempleo y seguridad social, se realizan modificaciones para equiparar a las empleadas del hogar con el resto de trabajadores. De esta manera, se eliminan las desventajas que existían en materia de protección social y desempleo.

A partir del 1 de octubre de 2022, se establece la obligatoriedad de cotizar para las empleadas del hogar. Las bases de cotización se determinarán de acuerdo con las contingencias de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. Además, se actualizan las bases y tipos de cotización para el año 2023.

Se eliminan las diferencias injustificadas en las condiciones de trabajo de las empleadas del hogar, equiparándolas con las normas ordinarias aplicables al resto de trabajadores. También se elimina la figura del desistimiento, que permitía la extinción unilateral del contrato sin necesidad de alegar causa.

Se establecen requisitos de inscripción a la Seguridad Social y se exige a las administraciones tributarias suministrar información al Servicio Público de Empleo Estatal sobre las bonificaciones en la cotización correspondientes.

Además, se crea una comisión de estudio para incluir la perspectiva de género en el cuadro de enfermedades profesionales y se realizará una evaluación de las nuevas bonificaciones en la cotización a los dos años de la entrada en vigor de la norma.

En resumen, con el Real Decreto-Ley 16/2022 se busca mejorar las condiciones laborales y de seguridad social de las empleadas del hogar, equiparándolas con el resto de trabajadores. Esta normativa elimina las desigualdades y garantiza la protección y derechos laborales de este colectivo feminizado.

Otras publicaciones de interés para esta categoría

Cuidado con el delito fiscal

Si un contribuyente defrauda más de 120.000 euros y Hacienda lo detecta, corre el riesgo de ser condenado por delito fiscal, ya que Hacienda debe remitir el expediente al Ministerio Fiscal. Nos dirigimos a usted para informarle acerca de un tema de vital importancia...

leer más

La problemática de los avales y su ejecución

Podemos diferenciar entre garantías simples, solidarias o independientes. La garantía simple es la que el avalista tiene el beneficio del fiador: primero el acreedor debe reclamar al deudor principal y compelerle judicialmente para entregar todos sus bienes para...

leer más