Intereses de Demora por Ingresos Indebidos de Hacienda: Tributación en el IRPF según el Tribunal Supremo

En este artículo, analizaremos el reciente cambio de criterio del Tribunal Supremo respecto a la tributación de los intereses de demora abonados por la Agencia Tributaria al realizar una devolución de ingresos indebidos. Exploraremos cómo este fallo afecta a los contribuyentes y qué implicaciones tiene en la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). A través del análisis de la sentencia y la información proporcionada por la Dirección General de Tributos, te ofreceremos una visión completa y actualizada sobre este tema.

  • El cambio de criterio del Tribunal Supremo: El Tribunal Supremo, en su sentencia de 12 de enero de 2023, ha establecido una nueva doctrina respecto a la tributación de los intereses de demora abonados por la Agencia Tributaria. A diferencia de su criterio anterior, ahora se considera que estos intereses están sujetos y no exentos del IRPF, constituyendo una ganancia patrimonial que se incluye en la renta general del contribuyente. Este cambio de criterio marca un punto de inflexión en la interpretación de la normativa fiscal relacionada con los intereses de demora.
  • Naturaleza y origen de los intereses de demora: Los intereses de demora son compensaciones que la Agencia Tributaria paga a los contribuyentes cuando se produce una devolución de ingresos indebidos. Estos intereses surgen como una indemnización por el tiempo durante el cual el contribuyente ha estado privado de ese dinero debido a una liquidación tributaria excesiva que los tribunales finalmente anulan. La Ley General Tributaria establece que los intereses de demora corresponden al interés legal del dinero incrementado en un porcentaje determinado. En el caso del año 2023, el porcentaje es del 4,0625% por cada año de retraso en la devolución.
  • Antiguo criterio y nueva interpretación del Tribunal Supremo: Tradicionalmente, Hacienda consideraba que los contribuyentes debían tributar en el IRPF por los intereses de demora que les abonaba, incluyéndolos como ganancias patrimoniales en la base imponible del ahorro. Sin embargo, esta práctica fue objeto de controversia y llegó a los tribunales. En diciembre de 2020, el Tribunal Supremo dictaminó que los intereses de demora abonados por la Agencia Tributaria al realizar una devolución de ingresos indebidos no estaban sujetos al IRPF. Argumentaba que no constituían una ganancia patrimonial, sino un reequilibrio que anulaba la pérdida sufrida anteriormente.

No obstante, con el fallo de enero de 2023, el Tribunal Supremo ha cambiado expresamente de criterio. Una nueva mayoría de la Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo ha respaldado la postura de Hacienda, estableciendo que los intereses de demora deben ser gravados en el IRPF. Este cambio de criterio ha generado debate y críticas por parte de algunos magistrados, quienes temen que estimule a las Administraciones a actuar irresponsablemente y se beneficien de un ilícito cometido por ellos mismos.

Implicaciones y perspectivas futuras

El nuevo criterio del Tribunal Supremo implica que los contribuyentes deberán incluir los intereses de demora en su declaración del IRPF como una ganancia patrimonial sujeta a tributación. Esta decisión supone un endurecimiento de la imposición y puede llevar a que la Agencia Tributaria reingrese hasta el 54% de las compensaciones abonadas. Es importante tener en cuenta este cambio al gestionar las declaraciones fiscales y contar con asesoramiento profesional para cumplir adecuadamente con las obligaciones tributarias.

La reciente sentencia del Tribunal Supremo ha establecido un nuevo criterio sobre la tributación de los intereses de demora abonados por la Agencia Tributaria al efectuar devoluciones de ingresos indebidos. Esta nueva doctrina señala que dichos intereses están sujetos y no exentos del IRPF, constituyendo una ganancia patrimonial que se incluye en la renta general. Como contribuyentes, es esencial estar al tanto de estos cambios y adaptarse a las implicaciones fiscales correspondientes. Recuerda consultar a profesionales en materia fiscal para garantizar el cumplimiento adecuado de tus obligaciones tributarias.

Otras publicaciones de interés para esta categoría

Cuidado con el delito fiscal

Si un contribuyente defrauda más de 120.000 euros y Hacienda lo detecta, corre el riesgo de ser condenado por delito fiscal, ya que Hacienda debe remitir el expediente al Ministerio Fiscal. Nos dirigimos a usted para informarle acerca de un tema de vital importancia...

leer más

La problemática de los avales y su ejecución

Podemos diferenciar entre garantías simples, solidarias o independientes. La garantía simple es la que el avalista tiene el beneficio del fiador: primero el acreedor debe reclamar al deudor principal y compelerle judicialmente para entregar todos sus bienes para...

leer más